Project Description

Blacky es un gato muy muy especial, apareció a finales de octubre por casa de una de nuestras voluntarias. Al principio eran visitas muy esporádicas hasta que a principios de noviembre decidió quedarse en su terraza. Blacky es un gato que desde el primer día iba buscando comida y el contacto humano ya que es todo un amor.

Un día Blacky se presentó con un ojo totalmente hinchado por una herida infectada, visitó al veterinario y de paso le hicieron una revisión. Nos dijeron que era un gato mayor, de unos 10-11 años que se encontraba un poco deshidratado y que era DOBLE POSITIVOS en inmunodeficiencia y leucemia.

La deshidratación fue lo que menos nos preocupó ya que ahora Blacky comía diariamente en casa de Laia, para la inflamación de la herida se le trató con antibiótico y su evolución fue muy buena. Respecto al doble positivo complica las cosas para Blacky, pero no perdemos la esperanza en que pueda encontrar una familia que le de un hogar como se merece en sus últimos años de vida.

Por ahora vive en una habitación en su casa de acogida ya que hay más gatos en el hogar y cada día le abren un poco para que se vaya a dar su vuelta. Creemos que puede ser de algún vecino o de alguien que ha muerto o algo así porque un gato de calle con esa edad no tendría el carácter dócil y sociable que el tiene.

 

Project Details