Descripción del proyecto

Un día Flamy apareció en una de nuestras colonias en la Roca que Silvia lleva años alimentando y cuidando, ya que los gatos viven casi dentro de su casa.

Se quedó parada que de golpe apareciera una gata nueva, con una barriguita algo redonda y super cariñosa. Flamy fue llevada al veterinario para ver si tenía chip, pero no lo tenía.

Decidimos interrumpir el embarazo ya que no estaba muy avanzada y decidimos hacerle el test, resultando ser positivo a inmunodeficiencia.

Eso complicaba la adopción de Flamy. Silvia se la quedó en casa en acogida mientras la difundíamos para buscarle adopción, pero nadie nos preguntaba. Flamy, decidió que aunque las puertas del jardín estuvieran abiertas ella no iba a salir de la casa. Y a más se hizo amiga inseparable de la perra del hogar. (para que luego digan que los perros y gatos no se llevan).

Un día Silvia nos envió un mensaje, diciendo que no buscáramos más, que si Flamy había aparecido allí, es porque se tenía que quedar. Así que nosotras super contentas con esa noticia!!