Descripción del proyecto

Un día una de las alimentadoras nos llamó diciendo que en una de las colonias controladas de la Torreta, había aparecido un gato nuevo con la pata trasera totalmente encogida sin apoyar. Luego al cabo de un par de semanas con la aparición de Foraster, nos enteramos de que es un posible abandono en la riera.

Garfield debió de sufrir el golpe de un coche que le rompió la rótula y por suerte se quedó en nuestro punto de alimentación, muy cercano, de donde ¨supuestamente¨ fue abandonado.

El pequeño estaba deshidrato, presentaba un hambre voraz y un estado bastante lamentable. Directamente se quedó ingresado en el hospital veterinario hasta que se recuperó un poco y el 16/01/21 se le operó la rótula. Se le ha quedado una aguja dentro que se ha de sacar de cara a Semana Santa.

Garfield estuvo tres semanas dentro de un parquecito para tener la movilidad reducida, pero ya demostraba ser un gato muy cariñoso y que no extrañaba ni a otros gatos ni a perros.

Buscamos una casa especial para Garfield, al ser posible con perros o gatos, ya que el pequeño, que debió de nacer para la primavera del 2020 es muy juguetón.

La recuperación de la operación de la rótula será larga, y requiere se le vayan haciendo ejercicios de recuperación.

Quieres conocer a este peludo?