Descripción del proyecto

La historia de Gryzmo acabo con un final bien feliz! ya fue adoptado formalmente!

Gryzmo y su hermana  fueron llevados en acogida con Marga y su familia. Les costó muchos días que los pequeños empezaran a confiar en los humanos porque estaban muy asustados. Pero el trabajo y paciencia con ellos dio su fruto ya que se convirtieron en unos pequeños totalmente sociales.

Este precioso copo de nieve, se fue en acogida para ver que tal iba la cosa con el gato mayor que vivía en la casa  y  la cosa fue tan bien que decidieron al cabo del mes arreglar ya los papeles!