Descripción del proyecto

A Lilith la rescataron el 24 de octubre los internos de Gats Quatre Camins, mientras estaban alimentando las colonias de Santa Agnès. Lilith llevaba un par de semanas por la colonia, pero no pertenecía a ella.

Este día que íbamos con la calma, nos acercamos y notamos que no era una gata de calle ya que no marchaba y que estaba muerta de hambre. Se pudo coger rápidamente con la jaula y llevarla al veterinario por si tenía chip.

No llevaba identificación y nadie respondió a toda la difusión que se hizo de gata encontrada. Noemí solo conocer su caso, pensó que sería una gata ideal para sus padres, pero a medida que pasaban los días se enamoraba más de ella.

A mediados de noviembre marchó a casa de Noemí a probar a ver que tal la acogida con el gato de la casa, Santi. Todo fué genial y podemos decir que oficialmente Lilith ya forma parte de la familia!!