Project Description

Panda apareció un día de lluvia resguardada en un parque infantil. Tenía la cadera rota y estaba embarazada. Quedó ingresada ya que sus estado era grave pero demostró ser una superviviente y tirar adelante.

Cuando fue dada de alta se marchó en acogida a casa de una de nuestras voluntarias donde su recuperación, debido a la rotura de la cadera, sería lenta. Este proceso nos serviría también para determinar hasta que punto Panda era sociable o no.

Panda lleva desde abril con nosotras y ha demostrado ser una gata muy especial. Es muy cariñosa y la relación que tiene con las personas es fantástica, el pequeño problemita es que le cuesta un poco relacionarse con sus iguales felinos.

Para Panda buscamos una familia que no tuviera más gatos y donde ella pudiera ser la reina de la casa o si tuviera gatos que fuesen mayores, tranquilos o bien pasotas. Que la actitud del otro felino no la intimidara.

Panda  nació aproximadamente en septiembre del 2018. Está esterilizada y testada, siendo negativa. De la rotura de cadera se encuentra recuperada, haciendo una vida totalmente normal.