Descripción del proyecto

Muse y Chlöe parece que fueron destinadas a estar juntas ya que sus casos son muy parecidos, por el estado en el que fueron sacadas de la calle.

Muse (la blanca y negra) apareció un día de lluvia resguardada en un parque infantil. Tenía la cadera rota y estaba embarazada. Quedó ingresada ya que sus estado era grave pero demostró ser una superviviente y tirar adelante.

A Chlöe la recogieron con unos tres meses de vida de la carretera, delante de la colonia donde vivía en un polígono. Tenía la cadera y pelvis rota.

La recuperación de las dos fue muy lenta, dentro de una jaula, para intentar que estuvieran lo más quietas posibles. Este encierro nos permitió, con paciencia, cuidado y mucho amor. Que las dos gatas fueran socializadas ya que no sabíamos nada sobretodo de Muse, que se recogió siendo adulta.

Muse se fue con Sandra en noviembre del 2019. Sandra ya conocía el caso de hace tiempo. Había tomado la decisión de compartir la vida con ella tras pensarlo mucho, pues había perdido a dos peludos hacía poco tiempo.

Cuando Muse ya estaba echa a la casa, Sandra conoció el caso de Clhöe, enamorándose de ella tras la primera foto que publicamos en las redes sociales. Clhöe quedaba reservada. Se fue con Sandra y Muse en enero del 2020, una vez que su cadera se había recuperado.

Ahora la pareja de princesas es inseparable, están echas la una para la otra y es imposible no enamorarse de ella cuando ves como se relacionan.

Estas son dos muestras de casos, en que lo que podría haberlas llevado a la muerte, atropelladas, caderas rotas, sin poder moverse… les ha salvado la vida. Del infierno de la calle, al cielo.